Tarot: El Viaje Del Héroe

El Viaje del Héroe

¿Sabías que eres el héroe de tu vida?

El Tarot nos habla de la vida, de sus aprendizajes, de sus alegrías y sinsabores. Nos invita a expandirnos, a crecer, a ir más y más profundo hacia nuestro interior.

Tu vida es una aventura y tu eres el héroe, nunca lo olvides, recuerda que has enfrentado  muchos desafíos, has encontrado el amor,  te has sentido desolado, has buscado la ayuda de un mentor, has sentido que lo perdías todo, has necesitado sanar, has triunfado,  te has transformado. Todas esas etapas están descritas en la simbología del tarot y las vivimos en el macro-ciclo que es la vida en sí misma y en los micro-ciclos de los diferentes aspectos de nuestra existencia.

Ejemplos de cómo algunas cartas del tarot se  pueden manifestar en nuestras vidas:

El Mago: hemos vivido la energía del mago cuando nos sentimos llenos de vitalidad,   con ganas de emprenden un nuevo camino, llenos de posibilidades y con los recursos necesarios para enfrentar lo que venga.

La Emperatriz: representa esos momentos de máxima expresión creativa, cuando nos ponemos manos a la obra con alegría y optimismo.

El Carro: todos hemos sentido un enorme deseo de conquistar espacios, de sentirnos victoriosos, de conocer,  viajar, de ganar.

Los Enamorados: cuando creemos haber encontrado el amor de nuestras vidas y  nos enfrentamos a la decisión respecto a si emprendemos un nuevo camino junto a esa persona.

La Muerte: morimos cada vez que cambiamos de estado y renacemos de otra forma. Muere es estudiante cuando nos graduamos, muere el soltero cuando contraemos matrimonio.

El Diablo: muchas veces nuestras buenas intenciones terminan encadenándonos, nos vamos poniendo  trabas, justificando nuestro temor a la libertad en nombre de los deberes.

La Estrella: todos hemos necesitado un tiempo de descanso y un periodo de sanación luego de momentos difíciles.

El Juicio Final: una vez superadas las dificultades, es la hora de la reflexión, de sacar conclusiones, de perdonar  y perdonarnos, sin juicio, sólo con la altura de miras que la distancia nos otorga.

El tarot puede ser comprendido como un viaje de 21 aprendizajes donde El Loco es el viajero que atraviesa esos 21 portales de enseñanzas. Las 10 primeras cartas nos hablan sobre el aprendizaje del mundo concreto, es un aprendizaje arquetípicamente masculino que comienza con El Mago y termina con La Fuerza, a partir de la carta 11 en este arcano se comienza un recorrido más profundo que nos pone en contacto con el desconocido mundo de nuestras emociones más profundas y con el verdadero sentido espiritual de nuestras vidas.

En este sentido las cartas de El Mago y La Fuerza son ambas cartas de inicio, parejas masculino – femenino, significativo es el parecido que tienen no solo en su colorido y sino que en diversos símbolos tales como el signo del lemnisco, la vestimenta, las flores y otros.

Este viaje puede ser circular en la medida que no conseguimos internalizar los aprendizajes que cada arcano nos enseña y nos quedamos atrapados por las dificultades sin llegar a liberarnos o puede ser una viaje en espiral, en el cual a medida que vamos viviendo vamos creciendo y madurando y vamos ascendiendo y conectándonos con el aspecto más luminoso y positivo de las cartas.

Brevemente podemos definir de la siguiente forma este recorrido circular, comprendiendo que transitarlo una vez es sólo un ciclo del bello viaje que el alma realiza hasta la iluminación: 

Etapas del Viaje del Héroe por los Arcanos Mayores del Tarot
  1. El Mago: marca el inicio, la fuerza impulsora, representan todos los potenciales que nos ofrecen los inicios.
  2. La Suma Sacerdotisa: representa la sabiduría interna a la cual apelamos cuando comenzamos algo, nos regala la intuición y los sentimientos que nuestro accionar requiere para concretar nuestros inicios.
  3. La Emperatriz: representa la creatividad, la realización en el mundo concreto, la abundancia y generosidad.
  4. El Emperador: pone orden y le da estructura la fuerza creativa de La Emperatriz, enseñándonos la disciplina y el rigor.
  5. El Papa: representa la educación formal, la necesidad de formación y de un guía que nos trasmita los conocimientos concretos y que nos inspire.
  6. Los Enamorados: hermosa carta que nos invita a decidirnos a crecer, a buscar nuestra propia vida, nuestra propia verdad, comenzando por el encuentro de nuestra pareja.
  7. El Carro: es la concreción de la decisión tomada en Los Enamorados, es la fuerza que nos lanza a la aventura, a salir a el mundo y tomar las riendas de nuestras vidas.
  8. La Justicia: pone orden y leyes al mundo concreto, nos enseña que nuestros actos tiene consecuencias y que nuestro éxito dependerá de nuestro esfuerzo.
  9. El Ermitaño: esta misteriosa figura encorvada levanta una lámpara enseñándonos el camino hacia las profundidades y parece indicarnos que el camino recién comienza.
  10. La Rueda de la Fortuna: con sus elementos estudiando representa la portada para el camino que comienza, tenemos la libertad de escoger regresar o atrevernos a adentrarnos a nuestro mundo interior.
  11. La Fuerza: marca un nuevo inicio, el comenzar el apasionante viaje al encuentro de nuestra esencia, el reconocimiento de nuestras capacidades y emociones más profunda.
  12. El Colgado: es el tiempo de detención y reflexión que toda aventura requiere, mirar las cosas desde otra perspectivas nos iluminará respecto a nuestra verdadera naturaleza.
  13. La Muerte: para poder abrirnos a nuevas posibilidades necesitamos dejar atrás etapas, permitir que los órdenes que habíamos establecido caigan y abrirnos a nacer a algo nuevo.
  14. La Templanza: lo que viene es difícil y requiere valor, pero no estamos solos en nuestro trayecto, el mismo ángel que en la carta de Los Enamorados nos impulsó a salir de nuestra zona de confort, está aquí para acompañarnos y ofrecernos su protección.
  15. El Diablo: la gran batalla, el encuentro con nosotros mismos, el reconocer nuestra sombra y liberarnos de las cadenas que nos atan constituye el gran desafío de este arcano.
  16. La Torre: al reconocer que estamos encerrados y atados en viejas estructuras, carentes de valor y que no definen quienes somos, las murallas de nuestras fortalezas egoticas se desploman, impulsadas por la bendición de un rayo divino.
  17. La Estrella: representa el descanso del guerrero, quien agotado y ya sin máscaras cae de rodillas, dándose tiempo para sanar sus heridas.
  18. La Luna: el último desafío que pone a prueba nuestro valor, atrevernos a cruzar este tramo de engañosa oscuridad nos lleva finalmente a la meta tan merecida.
  19. El Sol: ya hemos llegado al reencuentro de nuestra esencia, hemos recuperado nuestra inocencia e iluminamos nuestro mundo con nuestra alegría.
  20. El Juicio Final: representa la última reflexión sobre lo aprendido, el perdón como enseñanza nos permite integrar las experiencias vividas.
  21. El Mundo: finalmente llegamos a nuestra meta, este mágico huevo cósmico nos ofrece nacer nuevamente, con todos los aprendizajes incorporados, listos para iniciar una nueva aventura.

Más info en www.despertardivino.cl

24 abril 2021 — Casa Siete